El Infinito Despertar

Dormí y dormí y al despertar la casa estaba al revés, intentaba creer que era una pesadilla.

Pero al entrar en la cocina vi una luz capaz de ofuscar a un gato.

Creía que era un sueño que llegaba a su fin.

Pero al contemplarla mis ojos, mi rostro quede atrapado en un tornado de confusión interminable.

Mi cabeza era una bomba de relojería a punto de estallar.

 Yo estaba creyendo aun que el sueño iba a llegar a su fin.

Reflexionar era lo único que podía hacer.

De pronto desperté en un desierto

¿Qué  estaba pasando?

Mi cara entristecida no superaba mi hambre de pozo sin fondo.

 Al volver a despertar me encontré en mi habitación.

Miré a mi alrededor solo estaba yo .

Sería un sueño.

Miré asustado hacia arriba y a los lados.

Solo quedaba un sitio por mirar:

El sótano quién sabe que me esperaría en aquel tenebroso lugar.

De repente, algún extraño ser se avalanzó sobre mí.

Y desde ese momento la puerta se cerró.

Lo último que vi fue la chapa de mi pobre perro Eskippi.

Un pensamiento en “El Infinito Despertar

  1. angeles dice:

    Está muy guapo y muy bien escrito. Felicidades a los 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s