El Mercader y los monos

Una mañana como siempre en Hawaii, un mercader vendía sombreros. Él estaba muy contento con su negocio. Todas las mañanas iba a la playa a ver si alguien le compraba algún sombrero. Llegó un día que vendió cuatro sombreros. Se sentó al lado de una palmera y…… ¡No había sombreros! El mercader se puso a buscar por todos sus alrededores a ver quién se podía a ver quitado. De repente oyó a unos monos muy divertidos y en cuanto los vio pensó:

-¿Por qué me han quitado los sombreros?

Los monos se rieron y siguieron divirtiéndose.

A los cinco minutos, el mercader les dijo a los monos:

-¡Oye monos!, ¿que tal si hacemos un trato?

Los monos contestaron:

Vale. ¿Pero qué trato es?

-Es muy sencillo. Tú me das lo cocos de la palmera y yo te doy los sombreros.

Los monos lo aceptaron, y así se llevaron muy bien, también se fueron a vivir juntos. El mercader le hacía todos los días la comida y finalmente los monos y el mercader fueron muy amigos.

Juan Abraham Ramos Galván

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s