Las aventuras de Jack Sparrow

Hoy nos vamos a meter en el cuerpo de Jack Sparrow para ver cómo se siente siendo un pirata:

Sábado 27 de noviembre de 1910:

Me encuentro en alta mar, navegando con mi tripulación, a bordo del King Pirate. Está lloviendo, tengo frío. Ponemos rumbo a una isla desconocida perdida en El Atlántico, me asomo a popa y veo tiburones muy grandes y hambrientos, tengo miedo, pero nada me detiene. De pronto, mi tripulación y yo vemos una isla en el horizonte. Grito:

-¡Tierraaaaaaaa!

Anclamos en esa extraña isla. Vemos un gracioso duende errante de la isla Jss, es verde, tiene un sombrero verde, y en vez de zapatos tiene herraduras. Está tieso, no habla

Que extraño…

Continuamos el viaje, a más o menos cinco minutos vemos una entrada a un castillo de piedra. Parece que nos miran, da una sensación extraña. Cuando entramos al castillo sacamos las espadas, porque no sabíamos que iba a pasar. Después de subir las escaleras nos asomamos a una ventana y vemos otro barco pirata, su bandera  es extraña, como de un gato persiguiendo a un ratón. En cinco minutos estábamos ya en el barco, subimos al camarote y vimos cuatro piratas armados hasta los dientes, así empezó una batalla de piratas. Los Bandidos De Mar vs. Los Ballestas, así se llamaban. Esquivé una flecha por los pelos. De pronto, vemos algo que se mueve. ¡El duende que parecía petrificado! De repente, todo se detiene. Tiene un tesoro en las manos, lo abro y…

Samuel Dévora Figueroa

Sergio Torres Fajardo

Jaume Izquierdo Pérez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s