Un sueño real

Me he perdido en una ciudad que no conozco. Veo una señal que pone Villa Real. Esta como desierto. Las casas de madera y rotas, parecen abandonadas. Los árboles viejos y sin hojas, los bancos de madera  rotos, con clavos sueltos. Los columpios arrullándose como si alguien hubiera estado ahí hace cinco minutos.

Hace mucho calor, me siento aturdida, y la verdad es que perdida. Veo una sombra pasar, yo, en vez de huir, le perseguí. Era un hombre alto, de complexión fuerte, no le pude ver el rostro así que no supe cómo era. Vestía de negro y tenía la cara tapada por un pasamontañas.

Mientras corría le gritaba: -¡para, ayúdame me he perdido!- Me detuve agotada y ya no veía a ese hombre tan misterioso. Un grupo de seis o cinco personas venían hacia mí, yo asustada intenté irme pero no pude había un muro de piedra.  Entonces cerré los ojos y, de repente, cuando los abrí ya no había nadie.

Vi al hombre misterioso se iba a quitar la máscara y… ¡me desperté! Mi madre me estaba llamando para desayunar, al parecer todo había sido un sueño, me siento alegre y muy extrañada, parecía tan real. Aunque me hubiese gustado saber quién era el hombre misterioso, supongo que nunca lo sabré.

                                                   Laura Ramos

 

Un pensamiento en “Un sueño real

  1. meidi dice:

    Me ha encantado, podrías seguir la historia, sueñas otra vez y te encuentras en el mismo momento en el que te despertaste, pero si no quieres,me da igual porque es tu opinión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s