La tarde en el P.I.T.

Estoy en el P.I.T., en el Maxi Dance, empieza a moverse y siento una presión en el pecho, el cinturón se mueve, cierro los ojos y aprieto los dientes. Estoy unos dos minutos subido, se me sube la comida al cuello y siento una adrenalina brutal, y de repente… se para. Y siento alivio y alegría por haberme montado. ¡Ha sido una locura!

Javier Pérez Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s