Poema Otoñal

Un día de otoño,

cuando caían las hojas al suelo

me encontré un pañuelo.

Lo cogí,

y después lo perdí,

lo busqué,

y lo encontré

gracias al señor Moliqués.

Me fui contento

a mi casa,

y cuando llegué,

me encontré una pasa.

J.